Mucha gente me pregunta que es eso del Coaching. Cuando intento explicárselo encuentro todo tipo de respuestas. Desde los que ponen cara de asombro hasta los que te dicen que eso es una tomadura de pelo.

Por eso siempre invito a lo mismo, a una conversación, a que me dejen ahondar un poco en su situación actual de vida y lo que esperan del futuro.

No todo el mundo quiere, y de los que se prestan a ello hay algunos que directamente y en medio de la conversación te dicen que ya está, que no quieren seguir hablando del tema.

¿Por qué estas reacciones?

Es muy sencillo, a través de un proceso de Coaching nos encontramos con nuestro yo, con ese que sabemos que está ahí pero que no siempre queremos dejar salir a la luz, no únicamente para los demás sino tampoco para nosotros mismos.

Mediante el Coaching, a través de distintas técnicas y herramientas se acompaña a una persona para que trace el camino que quiere seguir, logre objetivos, busque sus sueños, elimine los miedos y cambie creencias que le limitan y frenan.

Ayuda a ver tu realidad desde otras perspectivas que quizás no te habías planteado, establecer tus prioridades tomando en cuenta cosas como tus valores, conocer tus habilidades y potenciarlas y trazar un plan de acción que te conduzca a la situación donde quieres estar.

Hay que trabajar para conseguir resultados, no es sencillo, nada cae del cielo mientras nos sentamos a esperar y a pensar que bonita es la vida. Somos protagonistas de ella y por tanto debemos actuar… y ante todo es imprescindible estar convencidos, querer avanzar y comprometerse a ello para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

Cuando se comienza un proceso de Coaching y empezamos a vernos a nosotros mismos, a sentir que hemos estado parados, que no hemos hecho todo lo que podíamos haber hecho o que hay algo en nuestra vida que sabemos que debemos cambiar pero siempre nos ponemos excusas, lo más fácil es huir. Dejarlo ahí, seguir con nuestra “cómoda incomodidad”  en lo que ahora está tan de moda, nuestra “zona de confort”.

Pero es en ese momento cuando debemos preguntarnos ¿esto es lo que quiero para el resto de mi vida?, ¿ser feliz a medias?, ¿no perseguir lo que siempre he sabido que sería bueno para mi?.

No hablo de conseguir sueños irreales. El Coaching te ayuda a verificar si eso que te has marcado en la vida es realista y alcanzable. Aquí no se trata de engañar a nadie, sino que cada uno sepa como continuar con su vida para vivir lo más a gusto consigo mismo.

El Coaching personal no es psicoterapia, ni es mentoring. Nadie te puede decir que debes hacer, porque nadie te conoce mejor que tu mismo. Simplemente alguien te acompañará para que el camino no sea tan duro y no te pierdas.

¿Me dejas que te acompañe?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s